El queso tipo ricotta, cuyo nombre significa “recocida” y alude a su metodología de elaboración, es uno de los quesos italianos más empleados en recetas de cocina, tanto dulces como saladas.

En las recetas tradicionales para elaborar queso ricotta se emplea el suero que desprende la leche de oveja en la elaboración del queso maduro, pero podemos emplear tanto este suero (con menos de 3 horas de extracción) como leche entera de cualquier tipo.

Mostrando el único resultado

0